El Rocío para los que estamos lejos

Como dice muchísima gente, el RocÍo es todo el año y no solo la romería y la peregrinación, estoy completamente de acuerdo con esa afirmación, pero si estás a 784 Kilómetro de distancia (según google), la cosa se complica un poco más.

Te falta el poder levantarte un domingo e irte a la Aldea simplemente por el hecho de verla, sin más, y pasar el día recorriendo la Aldea y la Marisma.

Te falta el poder ir a contarle cualquier cosa e incluso poder ir a llorar con Ella un poquito. Está claro que tú la llevas en tu corazón y que la sientes cerca y todo lo que tú quieras, pero no es lo mismo verla que sentirla.

A nivel Hermandad es más complicado todavía. Estando tan lejos empiezas a contar que eres de la Hermandad del Rocío y que te vas al Rocío y te miran con cara de extrañeza y luego, claro, que vaya juerga te vas a correr y no tienen ni idea de lo que cuesta organizarlo todo.

Empezamos por las reuniones de Alcaldes de carretas y de Hermanos mayores, hay que ir por supuesto, pero para los de “fuera” son dos fines de semana complicados.

Una vez empezamos a preparar y hasta que salimos, te pasas todo el día recordando cosas que no se pueden olvidar y rezando para que sea así. Si se olvida algo es un lío arreglarlo.

Hace años, mi Hermandad se dejó las Varas de Junta, así como suena, parece imposible, pero es cierto, un montón de gente cargando el autobús y unos por otros las Varas guardaditas en sus fundas, se quedaron. Menos mal que nos dimos cuenta al poco de salir y pudimos dar la vuelta para recogerlas.

Una vez llegas a la Aldea, no sé cómo, toda esa preocupación y angustia desaparecen solo con pensar que ya estás a sus plantas y todo el trabajo realizado durante todo el año ha tenido su recompensa, y poder verle la cara de cerca es la mejor recompensa.

Y a partir de ese momento se pone en marcha otra vez ese lío de sentimientos, trabajo, enfados, risas…etc. Para que el año próximo puedas volver a pasar por lo mismo, lo de las varas no, por favor, y encima que no te falte porque entonces es cuando te da un ataque.

¡Viva la Blanca Paloma!

Félix Galán
Hermano Mayor de la Hermandad del Rocío de Valencia