Parar el tiempo

Cuando veo a la Virgen del Rocío quisiera parar el tiempo porque se pasa muy pronto el rato que se está con Ella.

Entrar en la Ermita y encontrar ese momento de soledad con la Virgen no siempre es fácil, hay muchas personas que también buscan ese momento, pero Ella hace que si se insiste se llegue a producir.

Cuando a mí me ha pasado y he podido estar casi a solas con Ella hubiera querido parar el reloj para que durara mucho tiempo ese instante.



A veces me ha pasado que no he podido ni hablar con Ella, ni le he podido decir las cosas que hubiera querido, pero no me he ido vacía porque el estar allí, mirándola, ya me ha sido de gran ayuda y he sentido que sin hablarle la Virgen también me escucha.

Yo no sé cuántas personas que ahora van a verla quisieran parar el tiempo para disfrutar de la paz que los problemas y las preocupaciones nos roban, pero lo que sé es que no es solo paz lo que nos da, también nos da fuerzas para seguir la lucha, nos da esperanza para cuando nos vienen los bajones de ánimo y nos abre los ojos para que vayamos dando con soluciones que nos hagan tirar para adelante.

Que la Santísima Virgen del Rocío ayude a todas las personas que acuden a Ella y Ella nos dé lo que necesitamos.