Lo que tengo por delante

Tengo por delante toda una vida para sentirte cerca.

Por cada uno de los que faltan hasta que llegue otra vez Pentecostés tengo el corazón lleno de cosas para Ti:

Suspiros para poder enviarte, esperanzas para seguir pensando en Ti, velas para seguir encendiéndote, oraciones para dedicarte cada mañana, sevillanas para cantarte, peticiones para que sigas siendo mi mediadora…

Tampoco me faltan cosas, y no materiales, para darte las gracias:



Agradecimientos para hacerte, ilusiones de llegar a verte, momentos diarios para seguir nombrándote, confidencias que sólo Tú conocerás, oportunidades para mejorar en muchas cosas…

Pero hay algo que siempre te pido y que siempre doy gracias a Dios por dármelo: tiempo, mucho tiempo para quererte, y si no es mucho, que el tiempo que tenga sea para no dejar de quererte nunca.

Ayer fue un día más y hoy será un día menos y mañana seguiré haciendo mi cuenta y así pasará después y siempre... Siempre empezaré y terminaré contigo, pensando en ti, Madre mía, hablándote, unas veces pidiéndote algo y las más para darte las gracias, pero lo que me queda por delante, por favor, que siempre esté lleno de ti.