XI aniversario de Periódico Rociero




Hoy es 18 de febrero y, como aquel 18 de febrero de 2009, volvemos a revivir la ilusión con la que se inauguraba periodicorociero.es – Periódico digital rociero.

Es una ilusión que no se ha apagado desde aquel día de hace once años. A pesar de los chaparrones, -que algunos han caído-, del calor sofocante, -que también lo ha hecho-, de los quebraderos de cabeza, de la incertidumbre un día y otro, del trabajo que conlleva y la perseverancia que requiere; a pesar de todo eso, no se ha ido la ilusión, porque había bases sólidas, criterios firmes, vocación, convicción y decisión, que han hecho posible que hoy, once años más tarde, aquí sigamos al pie del cañón, o mejor todavía, al pie de la reja de la Virgen, a su antojo, a su albedrío, a ese tenernos “al límite” y, de pronto, hacernos sentir que no está dispuesta a dejarnos caer, que tira de nosotros una y otra y otra vez hasta que nos levanta, y ahí vamos, remando en la dirección que entendemos correcta, honesta, profesional y sin mediocridades.

Tal vez sean criterios que hoy se manejan poco en la sociedad en la que vivimos, pero son los que más nos ayudan a trabajar con ahínco, con agallas, con una conciencia tranquila y con un esfuerzo que, como dice la secuencia del Espíritu Santo en Pentecostés, “ha de tener su mérito”, porque tenemos muy claro lo que queremos.

Recuerdo ese día como si fuera hoy y por eso hoy, renovamos nuestras esperanzas, nuestra confianza y nuestro empeño. Renovamos nuestra lealtad, nuestra complicidad y nuestra corresponsabilidad, empezando la segunda década, que estamos dispuestas a recorrer con la experiencia vivida, abriéndonos a todo lo bueno que viene en camino.

Nunca pudimos llegar a pensar que iban a ser miles las personas que día tras día leyeran nuestro periódico y por miles multiplicamos nuestro agradecimiento, como agradecemos a nuestros anunciantes la confianza que tienen en nuestro trabajo, como agradecemos a los que se incorporan a nuestras redes sociales de Facebook, Twitter e Instagram su interactividad y su seguimiento, como agradecemos a nuestras familias, amigos, amistades, conocidos su apoyo constante, como agradecemos a todos que escojan nuestra información todos los días.

A todas las Juntas de gobierno de las Hermandades del Rocío, las que estaban, las que están y las que estarán, a los hermanos de todas y cada una de estas hermandades, a los devotos de la Virgen, a los que no son rocieros pero curiosean sobre el Rocío, a todas las maravillosas personas que conocemos y que se vuelcan con nuestro medio de comunicación, millones de gracias, tantas como estrellas tiene el cielo o como diminutos granitos de arena podríamos contar en una playa.

Y a Ella, la dueña de nuestros pensamientos, la Reina de nuestros desvelos, el pozo a donde van a parar nuestras penas, la causa de nuestras alegrías, la mano que no nos suelta, la Madre que nos abraza y nos comprende, el consuelo de nuestros momentos más difíciles, el colchón para nuestras caídas, el puente para llevarnos a puerto seguro, la ternura para devolvernos la paz, la luz que nos ilumina el camino, la dulzura que nos recibe en su corazón… A Ella, la Virgen del Rocío, nuestra gratitud eterna, en Ella nuestra confianza, por Ella nuestro trabajo y de Ella lo esperamos todo, porque jamás falla, siempre nos mira, siempre nos atiende y siempre responde con abundancia de bienes.

Francisca Durán Redondo
Directora de periodicorociero.es